Hernia Discal

¿Qué es una hernia discal?

La columna vertebral está formada por vértebras apiladas y mantenidas por un conjunto de ligamentos. Entre cada vértebra hay una almohadilla: el disco intervertebral (DIV). Este último es un elemento esencial de la columna, que garantiza su flexibilidad y permite una distribución armoniosa de las diferentes tensiones a la que es sometida. Está formado por un anillo fibroso periférico y un núcleo central gelatinoso.

Hernia discal
Hernia Discal

El DIV es también un elemento de fragilidad de la columna. Puede agrietarse en el anillo periférico. El núcleo central puede entonces deslizarse y constituir una protuberancia: es la hernia discal.

La hernia discal a menudo se considera grave. Erróneamente, explica el profesor Erick Legrand, reumatólogo del Hospital Universitario de Angers: “Las imágenes por RM o escáner muestran que el 15% de las personas de 30-50 años son portadoras de una hernia discal absolutamente indolora. Por tanto, éstas son mucho más frecuentes que las crisis dolorosas que provocan en algunos.” Intercalados entre las vértebras, los discos intervertebrales actúan como amortiguadores para la columna vertebral. Cada disco está formado por un anillo fibroso que encierra un núcleo muy flexible. Estas fibras pueden desgastarse, romperse, y entonces dejar que el núcleo migre hacia atrás y sobresalga en el canal espinal. Esta «hernia» discal puede comprimir las raíces de un nervio, provocando una reacción dolorosa», detalla el médico.

Dolor característico

La presión ejercida por la hernia en la raíz nerviosa desencadena una reacción inflamatoria. Lo que duele es esta reacción inflamatoria», insiste la doctora Sylvie Rozenberg (CHU Pitié-Salpêtrière, París). Lo que el profesor Legrand ilustra con un estudio: «Los pacientes que tenían una hernia discal inicial bien visible fueron reexaminados un año después de la curación de su ciática: un tercio no tenía más hernia, otro tercio había disminuido, pero se había mantenido igual en el tercero. El dolor puede desaparecer incluso si la hernia persiste.» El escáner no distingue la hernia real del halo o cerco de la reacción inflamatoria causada por la intrusión del núcleo, que desaparece con la curación, por lo tanto, a menudo más rápido que la hernia.

Prueba Diagnóstica

Muy a menudo, la hernia discal se produce entre las dos últimas vértebras lumbares, o entre la última lumbar y la primera vértebra sacra, donde salen las raíces del nervio ciático. Más raramente, las hernias que afectan a las vértebras lumbares situadas en la parte superior pueden causar dolor en la parte delantera del muslo, inervada por el nervio crural, la cruralgia. La región dorsal casi nunca se ve afectada, a diferencia de las vértebras cervicales bajas donde una hernia de disco puede inducir a veces una cervicalgia.

En menos del 1% de los casos, la ciática puede ir acompañada de parálisis parcial del pie o, más excepcionalmente, de trastornos urinarios debidos al bloqueo simultáneo de varias raíces nerviosas por una hernia voluminosa. «En ambas situaciones, la hernia deberá operarse con urgencia y el médico pedirá inmediatamente una tomografía y la opinión de un cirujano especialista de la columna.»

Ciática

Hernia discal: causas y síntomas

El disco está debilitado por ciertos esfuerzos profesionales o deportivos repetidos: llevar cargas pesadas a diario, uso de herramientas que obligan al trabajo, actividad deportiva microtraumática o intensa, pero también el hecho de estar sentado demasiado tiempo. Estos factores limitantes y anormales van a provocar tensiones que requieren una compensación excesiva en el disco. Esto eventualmente conduce a su agrietamiento y la aparición de dolores.

La presencia de hernia a menudo se asocia con una deficiencia de la cintura muscular lumbo-abdominal, en caso de sobrepeso o en algunos embarazos.

En todo caso, las causas pueden ser múltiples, pueden y lo son. Factores genéticos igualmente, postura inadecuada en el trabajo y delante del televisor, un esfuerzo repetitivo, un accidente, etc. Cuando comenzó y cómo es difícil de asegurar.

¿Cómo podemos ayudarle en nuestro Centro?

En primer lugar, usted será escuchado y tratado por profesionales sanitarios con muchos años de trabajo y formación en este ámbito.

Tras evaluar lo que su médico o especialista le ha diagnosticado, haremos nuestra evaluación. Una evaluación global del individuo, su trabajo, sus posturas diarias, sus tensiones físicas y psíquicas, alimentación, sueño. Todo nos es importante y todo está interconectado, la mayor parte de lesiones son por causa multifactorial, limitar un dolor a una simple diagnóstica no es correcto y querer eliminar este dolor sin preocuparse del resto tampoco lo es. Si no corregimos la causa, difícilmente podremos obtener buenos resultados a largo tiempo.

Trabajaremos sin protocolos, con el tiempo necesario para cada paciente, la escucha adecuada y la terapia o terapias que mas convengan para cada paciente, dentro de nuestro campo de acción, que son:

Aquí hay algunos consejos para reducir el riesgo de aparición y recurrencia de hernia de disco

  • Hacer ejercicio regularmente y de forma progresiva en los esfuerzos.
  • En caso de dolor, deja de esforzarte y ajusta tu postura.
  • Trabaja la musculatura del tronco siguiendo las instrucciones de un terapeuta.
  • Reservarse momentos de relax.
  • Mantener un peso saludable.
  • Manténgase consciente de su postura. Sin esfuerzo, la espalda está recta y los hombros hacia atrás.
  • Para levantar un objeto pesado, agacharse doblando las rodillas, manteniendo la espalda recta. Levantarse sosteniendo el objeto cerca del cuerpo y tirando de las caderas y no de las lumbares, las curvas fisiológicas están por algo, deben respetarse.
  • Empujar objetos pesados en lugar de tirar de ellos.
  • Si se tiene que permanecer mucho tiempo de pie, utilizar un taburete bajo en el que se pongan los pies por turnos, alternando cada 5 a 10 minutos.
  • Ajustar la altura de la silla o colocar los pies en un pequeño taburete, de modo que las rodillas sean un poco más altas que las caderas.
  • Utilizar sillas con respaldo derecho, que apoyan la parte inferior de la espalda.
  • Si se tiene que estar sentado durante largas horas en la oficina o al volante de un vehículo, se deben conceder períodos de descanso para estirarse.
  • Dar prioridad a las mochilas en lugar de bolsos de mano.

Bibliografía:

https://sante.lefigaro.fr/actualite/2011/08/28/16263-hernie-discale-quand-faut-il-recourir-chirurgie

https://oosteo.com/blog/2017/07/traitement-de-lhernie-discale-par-votre-osteopathe/#:~:text=Il%20est%20int%C3%A9ressant%20de%20recourir,tensions%20et%20de%20les%20diminuer.